Se realiza en un centro externo un día a la semana con los niños mayores de 20 meses. Con esta actividad se permite, tanto a los niños como a los padres, sentirse seguros en un medio a veces peligroso.

- Mejora de la respuesta psicomotriz y madurez del aparato psicomotor.
- El fortalecimiento del sistema cardio-respiratorio.
- La ayuda al sistema inmunológico.
- El desarrollo de las habilidades vitales de supervivencia.

Publicado: 26 de Octubre de 2015 a las 20:29